Publicado: 2 de Octubre de 2018

La presencia leve y agradable de un tejido montado sobre una estructura fina y elegante pero de alta resistencia, nos ofrece la posibilidad de hacer cubriciones de hasta 7.00 m de ancho por 5.00 m de salida. Resultando, una vez cerrado el toldo, una terraza "limpia", sin ningún elemento fijo.